GUANTES

GUANTES

Los guantes desechables de un solo uso, además de ayudar a mantener las manos limpias, evitan la transmisión y contaminación bacteriana con lo que representan una importante medida de seguridad en diferentes ámbitos laborales.

Como medida de protección están especialmente indicados para ser usados en diferentes tipos de industrias, como la alimentaria, de la salud, química, etc.

17 productos
   
de 17

Al comprar guantes desechables hay que tener en cuenta factores como el material, características y usos. En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de guantes, según el material, los de látex, vinilo y nitrilo son los más habituales.

Cada uno de ellos presentan distintos niveles de sensibilidad, resistencia, alérgenos y precio. Para facilitar su colocación, también es posible adquirirlos con polvo o sin él. El polvo (almidón de maíz) no afecta a la sensibilidad o resistencia del guante pero puede producir irritaciones o alergias:

  • Guantes de latex: están recomendados para labores de corta duración y con una frecuencia de cambio elevada. Aunque son muy utilizados en la industrial en general y en el ámbito doméstico, están especialmente recomendados para la industria alimentaria ya que cumplen con la normativa vigente sobre materiales que pueden entrar en contacto con los alimentos. También cumplen con la normativa de guantes para la protección médica. Su uso médico está destinado a la protección del paciente ante riesgo biológico y químico de baja intensidad.
  • Guantes de vinilo: son recomendados para tareas de corta duración y con una frecuencia de cambio elevada. Este tipo de guantes ofrecen un aceptable nivel de confort y elasticidad y reducen los problemas de irritación de la piel o alergias al no contener látex ni aceleradores químicos. También cumplen con la normativa vigente en seguridad alimentaria y médica.
  • Guantes de nitrilo: Están recomendados para todo tipo de tareas con un alto nivel de exigencia. Ofrecen un alto nivel de confort y elasticidad; en general se recomienda su uso en actividades, como la investigación y la veterinaria, en las que es necesario crear una barrera de protección alta contra la contaminación de materiales infecciosos.