Cómo limpiar y desinfectar un baño: Consejos y trucos

Mantener el baño limpio es uno de los aspectos más importantes de la casa. Y para muchos, una de las tareas más complicadas, aunque en realidad no es tan difícil como parece. Por ello, en este post te damos una serie de consejos y trucos que te ayudarán: te explicamos los productos que necesitarás, la rutina que debes seguir y otras consideraciones.


Qué necesitas para limpiar el baño

Aunque parezca obvio, para limpiar el baño a fondo es necesario contar con los productos adecuados, ya sean profesionales o domésticos. Por tanto, olvídate de los clásicos remedios milagrosos, como el papel de periódico o el vinagre para limpiar el baño, y toma nota de las siguientes soluciones.

Productos de limpieza para baños

Los baños cuentan con elementos fabricados en materiales de lo más variado, que se ensucian en grados muy diferentes en función de su mayor o menor contacto con el agua, las heces o los artículos de higiene. Por ello, es necesario utilizar soluciones específicas para cada caso. Esta es una breve lista con los mejores productos para limpiar el baño, cuyo uso puedes adaptar al tuyo:

  • Limpiador calcáreo para retirar restos de cal en griferías, azulejos, mamparas, etc.
  • Desincrustante sanitario para retirar el sarro y otras manchas difíciles
  • Detergente efecto lejía para el suelo
  • Limpiador de superficies clorado, especialmente indicado para la desinfección de suelos
  • Limpiador de tarimas, si el suelo de tu baño es de este material
  • Jabón spray superconcentrado

Como veremos, también te serán de utilidad otros productos de limpieza más generales, por ejemplo para tratar la cristalería o retirar el polvo.

Útiles para la limpieza del baño

Además de los anteriores productos para limpiar el baño, necesitarás útiles con los que aplicarlos sobre cada superficie. En este sentido, los más prácticos y habituales son:

  • Bayetas
  • Estropajos
  • Fregonas
  • Limpiacristales
  • Guantes

Consejos para la rutina de limpieza del baño

Salvo que vayas a actuar sobre una mancha puntual, lo normal es seguir siempre la misma rutina para dejar tu aseo impoluto. A continuación te mostramos como limpiar el baño paso a paso, con consejos y trucos concretos.

Retira todos los elementos que puedas

Para poder eliminar adecuadamente todas las manchas, hay que llegar a todos los recovecos del baño. Así que tendrás que retirar del mobiliario los vasos, frascos, botellas y cualquier otro elemento que no sea fijo.

Quita el polvo

Antes de aplicar productos líquidos o disueltos en agua es importante retirar todo el polvo presente en las superficies, como estantes o el propio suelo, pues de lo contrario podría quedar suspendido en el aire al final del proceso y volvería a ensuciar las zonas recién limpiadas.

Aplica los productos y deja actuar

Una vez que todas las superficies estén libres de polvo, es el momento de aplicar el limpiador de baños que hayas elegido. Deberás hacerlo con una bayeta, humedeciendo generosamente todos los elementos y dejando que el producto actúe durante un tiempo prudencial. Este es el paso que abarca la limpieza de mamparas, azulejos y lavabos, principalmente.

Especial énfasis para limpiar el WC

Como podrás imaginar, la limpieza de inodoro merece una mención especial por ser uno de los sanitarios que más profundamente se ensucian, siendo foco de bacterias y virus. Por ello, conviene dejar este elemento para el final de la primera fase y utilizar un buen desinfectante para baños, así como una bayeta diferente a la usada con anterioridad.

Retira el producto aplicado

Cuando el producto limpiador aplicado sobre las superficies haya hecho efecto, es el momento de retirarlo, repasando con cuidado todas las zonas. Se debe hacer este repaso con una bayeta diferente a las usadas hasta ahora. Y lo mismo ocurre con el inodoro, que también ocupa el último turno en este paso.

Limpia la cristalería y la grifería

Aunque verás que el baño ya va cobrando un aspecto mucho más limpio, la verdadera diferencia la marcarán los detalles. En este sentido, la cristalería (espejos y ventajas) y la grifería son fundamentales. Este es el momento de ponerse con ello, empleando productos específicos, bayetas diferentes y papel para secar todo adecuadamente, evitando que se formen gotas, las cuales dejarían marcas poco estéticas.

Limpia el suelo

El último turno de esta rutina de limpieza y desinfección de baños lo acapara el suelo, en el que deberás emplear otro producto específico, valiéndote de una fregona y un cubo. Tras fregar todo el pavimento, toca salir del baño y dejar secar.

Vuelve a colocar todos los elementos

Por último, puedes colocar en su sitio todos los elementos que habías retirado al principio. Además, es conveniente limpiar estos elementos individualmente, con especial énfasis en las partes que están en contacto con el mobiliario, pues de lo contrario volverán a ensuciar o dejar marca cuando los coloques de nuevo.

Como ves, una limpieza correcta de tu baño no es una tarea complicada, aunque sí exige compromiso y paciencia para llevarla a cabo de manera periódica y metódica. Y para hacerte con los mejores productos y útiles, confía en Moybe SL. ¡Contamos con el catálogo más variado para uso profesional y doméstico!


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado